En el Sur, todas las ciudades, de las más pequeñas a las más grandes, tienen una semana de ferias, que se puede celebrar en un recinto especial en las grandes o medianas ciudades, o en todo el pueblo si es pequeñito, con distintas celebraciones en cada sitio, pero en las más famosas -Sevilla y Málaga- lo normal es ir vestido de flamenco -o impecablemente vestido con traje y corbata y las señoras muy elegantes, muchas de mantilla como la de la niña de la foto de la aldea, pero de color blanco, y si puede, ir montado a caballo o en magníficos coches de caballos e ir de caseta en caseta en busca de amigos para beber, comer algo, y sobre todo bailar.


             Disponer de caballo, -además de saber montar-, de coche de caballos, o que le admitan en una de esas casetas privadas, suele ser muy caro y elitista, y encontrar hotel en esas fechas -Abril para Sevilla, Agosto para Málaga- suele ser muy difícil, pero si está interesado en ello díganoslo e intentaremos meterle en un grupo, y que lo traten como a uno más.


            Pero no tema desentonar en ese ambiente. También van miles y miles de turistas que van como le dan la gana y siempre suelen ser muy bien recibidos en todas partes. Hay casetas públicas también con muy buen ambiente, donde igualmente se come, se bebe y se baila, y por todo el recinto ferial, en la calle, hay grupos bailando y cantando que cuando se acerque le acogerán de inmediato.


            En casi todas las ferias, se suele montar un parque de atracciones provisional, y en las grandes, suele ser enorme, con varios circos e infinidad de atracciones, con un ruido de música y un ambiente que difícilmente podrá imaginar si no lo ve.


             Participe o no participe en la fiesta general, lo que sí le aseguramos es que disfrutará de un espectáculo único e increible con tan solo observar lo que pasa a su alrededor.



SEMANA SANTA


Pinche sobre las fotos para agrandarlas.













            Son fiestas religiosas que participa toda la ciudad con distintas procesiones compuesta por miles de personas y varios “pasos” o “tronos” repletos de joyas, oro y plata con antiquísimas y muy realistas estatuas religiosas en un ambiente que le resultará incomprensible, mitad jolgorio, mitad religión. Las hay por toda España, pero nosotros les recomendamos ir a Sevilla o a Málaga, si bien le advertimos que en esas fechas es muy difícil conseguir un hotel o un apartamento, por lo que si le interesa, debe de reservarlo con mucho tiempo.


             Aunque hay de todo, la gran mayoría de las personas van impecablemente vestidas con traje y corbata los hombres -y niños- y muchas de las señoras van vestidas de "mantilla" -el traje que lleva la niña de la foto de la aldea- o de forma muy elegante.



¡VENGA A CONOCERNOS!

No lo piense más. Puse aquí para que nos diga sus gustos y le haremos una propuesta que no podrá rechazar.